domingo, junio 12, 2011

Escocia

Sin palabras:














sábado, marzo 07, 2009

Que grande...

«Se odiaban a muerte», empecé, viendo cómo la profesora abría mucho los ojos, horrorizada. «Eran tan españoles que no podían verse unos a otros. Se envidiaban los éxitos, la fama y el dinero. Se despreciaban y zaherían cuanto les era posible. Se escribían versos mordaces, insultándose. Hasta se denunciaban entre sí. Eran unos hijos de la grandísima puta, casi todos. Pero eran unos genios inmensos, inteligentes. Los más grandes. Ellos forjaron la lengua magnífica en la que hablamos ahora.»


Como me toca la fibra este cabrón...

El artículo completo aquí.

lunes, octubre 27, 2008

Nara



La siguiente visita después de Kioto, (del que aún no he subido fotos) fue Nara, donde encontraría mi lugar favorito hasta el momento en Japón: el templo Todai-ji.

La mayor parte de lo templos de Nara que visité están en plena naturaleza, pero por si esto no es suficientemente bonito, la principal atracción del lugar por encima de los templos son los ciervos que andan a sus anchas por todas partes.

Lo más divertido que puedes hacer en Nara es sentarte a ver como la gente intenta dar de comer a los ciervos y sale despavorida al ver que el tema se le escapa de las manos. Un ejemplo:



Estos animales son muy respetados aquí porque se considera que son los mensajeros de los dioses, por lo que les dejan pasearse prácticamente por donde les da la gana.




Ni me acuerdo de la pasta que me gasté comprando las galletitas, pero es que es divertidísimo.



El Todai-ji es el templo en madera con un solo techo más grande del mundo y alberga al buda de bronce más grande del mundo:



Dentro del templo también hay una columna enorme de madera con un pequeño agujero en la base y la leyenda dice que si lo atraviesas te aseguras un lugar en el paraíso. Solo lo pueden cruzar niños y gente muy delgadita si por el otro lado alguien tira de las manos...yo iré al infierno.








Ni que decir tiene que acaricie a todos y cada uno de los ciervos del lugar...y había muchísimos!

martes, septiembre 16, 2008

Tokio

Ya he terminado el viaje y no es lo mismo escribir sabiendo que tengo a miles de kilómetros de distancia todas las maravillas que me encontré en Japón, pero haré un esfuerzo, aunque no estoy nada inspirada así que me limitaré a describir alguna de las fotos. Hoy no doy pa´más.

Aunque no lo parezca, este hormiguero es una de las calles "pijas" de Tokio. Más tarde me daría cuenta de que las aglomeraciones son totalmente normales en cualquier parte de la ciudad.



Y como no podía faltar, aquí está una de las aglomeraciones más famosas del mundo: el cruce de Shibuya. El mejor lugar para fotografiarlo es el Starbucks, del que me echaron inmediatamente al percatarse que pretendía sacar una foto sin consumir nada.








Noche de fuegos artificiales donde cortan todas las calles junto al rio Shimada para disfrutar del espectáculo.



















Un aspecto que me llamó mucho la atención de las costumbres japonesas es la apariencia aniñada y frágil de las mujeres, que llegan hasta el punto de andar con los pies hacia dentro porque queda más mono.









Abuela, otra foto mía.






Esta pareja está ataviada con el traje de boda típico japonés, y como no podía ser de otra manera accedieron amablemente a que les sacara unas fotos.





Las fotos que vienen a continuación son del monte Takao. Tienes que coger dos trenes para llegar, pero es una bonita visita.










Y lo mejor del viaje, la buena gente que conocí y que me llevó la noche de esta foto a cenar y a una discoteca japonesa.
A Andrés y Arantzazu un especial agradecimiento por acogerme, pasearme en moto y hacerme de guías. Sois estupendos chicos.



Y bueno, eso es todo. En otra situación podría contar mil anécdotas del viaje, pero desde aquí no es lo mismo. Quizás algún día de estos me levante con más ganas.

Próxima entrega Nara.

domingo, agosto 31, 2008

Bangkok

Un pequeño salto para volver a Tailandia, pero hoy no me enrollo mucho:

Tailandia es un país de contrastes. Esta es la zona más comercial.





Esto es un Tuk Tuk, uno de los transportes más utilizados en Bangkok. Intentarán liarte para llevarte a algún negocio en el que se llevan comisión o tratarán de timarte descaradamente. Puede ser divertido, pero a mi no me hizo gracia. Un conductor me dejó tirada en mitad de una carretera porque me negaba a ir a una sastrería.




Estos lagartos enormes son varanos y estaban en cualquier parte en la que hubiera agua. Este y muchos más en concreto estaban en un parque público en plena ciudad.




Estas imágenes son del Palacio Imperial.
























Si te ha crecido bigotillo, en las calles de Bangkok te lo quitan por un par de Baths con un trocito de hilo. Tenía pinta de doloroso. A esta chica le quitaban el vello de los brazos.